Confucius: "It does not matter how slowly you go as long as you do not stop".

lunes, 28 de noviembre de 2016

Cenicienta II

Ella era feliz con su vida de cuento, sus zapatos de cristal y su príncipe azul. Su dicha hubiera sido completa de no haber sufrido esos terribles dolores de barriga que la llevaron directamente al hospital. Nada pudieron hacer los médicos por salvarla, el empacho de perdices había sido mortal.

Margarita del Brezo, Cenicienta II.