Confucius: "It does not matter how slowly you go as long as you do not stop".

lunes, 21 de noviembre de 2016

Cenicienta

Regresó armada de escoba y recogedor con ganas de acabar rápidamente con esa faena tan desagradable. Los cristales estaban esparcidos por toda la habitación. ¡Qué desastre! Cómo iba ella a imaginarse que encontraría a la doncella con sus zapatos de cristal en los pies y su marido entre los brazos.

Margarita del Brezo, Cenicienta.